El trastorno de ansiedad social, algunas veces llamado fobia social, es un tipo de trastorno de ansiedad que causa miedo extremo en entornos sociales.

Las personas con este trastorno tienen problemas para hablar con la gente, conocer gente nueva y asistir a reuniones sociales. Temen ser juzgados o escudriñados por otros.

Pueden entender que sus temores son irracionales o irrazonables, pero se sienten impotentes para superarlos.

La ansiedad social es diferente de la timidez. La timidez suele ser a corto plazo y no perturba la vida de una persona. La ansiedad social es persistente y debilitante. Puede afectar la capacidad de uno para hacerlo:

Trabajar
Asistir a la escuela
Desarrollar relaciones cercanas con personas fuera de su familia

Según la sociedad de ansiedad, aproximadamente 15 millones de adultos padecen trastorno de ansiedad social.

Los síntomas de este trastorno pueden comenzar alrededor de los 13 años de edad.

Síntomas del trastorno de ansiedad social

La interacción social puede causar los siguientes síntomas físicos:

sonrojado
asco
sudoración excesiva
temblores o sacudidas
dificultad para hablar
mareos o vértigo
frecuencia cardíaca rápida
Los síntomas psicológicos pueden incluir:

preocuparse intensamente por las situaciones sociales
preocuparse durante días o semanas antes de un evento
Evitar situaciones sociales o tratar de mezclarse con el entorno si debe asistir.

preocuparse por avergonzarse a sí mismo en una situación social
Preocuparse de que otras personas noten que usted está estresado o nervioso.

Necesidad de alcohol para hacer frente a una situación social
Faltar a la escuela o al trabajo debido a la ansiedad.

Es normal sentirse ansioso algunas veces. Sin embargo, cuando usted tiene fobia social, tiene un miedo constante de ser juzgado por otros o humillado frente a ellos.

Usted puede evitar todas las situaciones sociales, incluyendo:

  • hacer una pregunta
  • entrevistas de trabajo
  • compra
  • usar los baños públicos
  • Hablar por teléfono
  • comer en público

Los síntomas de ansiedad social pueden no ocurrir en todas las situaciones. Usted puede tener ansiedad limitada o selectiva.

Por ejemplo, los síntomas lo pueden ocurrir cuando usted está comiendo frente a personas o hablando con extraños.

Los síntomas pueden ocurrir en todos los entornos sociales si usted tiene un caso extremo.

¿Qué causa la Fobia de ansiedad social?

Se desconoce la causa exacta de la fobia social. Sin embargo, la investigación actual apoya la idea de que es causada por una combinación de factores ambientales y genéticos.

Las experiencias negativas también pueden contribuir a este trastorno, incluyendo:

  • Intimidatorias
  • Conflicto familiar
  • Abuso sexual

Las anomalías físicas, como el desequilibrio de la serotonina, pueden contribuir a esta afección.

La serotonina es un químico en el cerebro que ayuda a regular el estado de ánimo.

Una amígdala hiperactiva (una estructura en el cerebro que controla la respuesta al miedo y los sentimientos o pensamientos de ansiedad) también puede causar estos trastornos.

Los trastornos de ansiedad pueden ser hereditarios. Sin embargo, los investigadores no están seguros de si en realidad están relacionados con factores genéticos.

Por ejemplo, un niño puede desarrollar un trastorno de ansiedad al aprender el comportamiento de uno de sus padres que tiene un trastorno de ansiedad.

Los niños también pueden desarrollar trastornos de ansiedad como resultado de haber sido criados en ambientes de control o sobreprotectores.

 

Diagnóstico de la Fobia  Social

No existe un examen médico para verificar la presencia del trastorno de ansiedad social.

El médico diagnosticará la fobia social a partir de una descripción de los síntomas. También pueden diagnosticar la fobia social después de examinar ciertos patrones de comportamiento.

Durante su cita, su médico le pedirá que explique sus síntomas. También le pedirán que hable sobre las situaciones que causan sus síntomas. El criterio para el trastorno de ansiedad social incluye:

un miedo constante a las situaciones sociales debido al miedo a la humillación o a la vergüenza

Sentir ansiedad o pánico antes de una interacción social.
una comprensión de que tus miedos son irrazonables
ansiedad que interrumpe la vida diaria

Tratamiento del trastorno de ansiedad social

Existen varios tipos de tratamiento para el trastorno de ansiedad social. Los resultados del tratamiento difieren de persona a persona. Algunas personas sólo necesitan un tipo de tratamiento.

Sin embargo, otros pueden requerir más de uno. Su proveedor de atención médica puede remitirlo a un proveedor de salud mental para que reciba tratamiento.

Algunas veces, los médicos de atención primaria pueden sugerir medicamentos para tratar los síntomas.

Las opciones de tratamiento para el trastorno de ansiedad social incluyen:

Terapia cognitivo conductual

Esta terapia le ayuda a aprender a controlar la ansiedad a través de la relajación y la respiración, y a reemplazar los pensamientos negativos con pensamientos positivos.

Terapia de exposición

Este tipo de terapia le ayuda a enfrentar gradualmente las situaciones sociales, en lugar de evitarlas.

Terapia de grupo

Esta terapia le ayuda a aprender habilidades sociales y técnicas para interactuar con personas en entornos sociales.

Participar en terapia de grupo con otras personas que tienen los mismos miedos puede hacer que usted se sienta menos solo.

Le dará la oportunidad de practicar sus nuevas habilidades a través de juegos de rol.

 

Tratamientos en Casa

Evitar la cafeína. Los alimentos como el café, el chocolate y los refrescos son estimulantes y pueden aumentar la ansiedad.

Dormir lo suficiente. Se recomienda dormir por lo menos ocho horas por noche. La falta de sueño puede aumentar la ansiedad y empeorar los síntomas de la fobia social.

Su proveedor de atención médica puede recetarle medicamentos para tratar la ansiedad y la depresión si su condición no mejora con terapia y cambios en el estilo de vida.

Estos medicamentos no curan el trastorno de ansiedad social. Sin embargo, pueden mejorar sus síntomas y ayudarle a funcionar en su vida diaria. La medicación puede tardar hasta tres meses en mejorar los síntomas.

Los medicamentos aprobados por la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) para tratar el trastorno de ansiedad social incluyen Paxil, Zoloft y Effexor XR.

Su profesional en el cuidado de la salud puede comenzar con una dosis baja de medicamentos y aumentar gradualmente su prescripción para evitar efectos secundarios.

Los efectos secundarios

insomnio (insomnio)
aumento de peso
malestar estomacal
falta de deseo sexual

Hable con su proveedor de atención médica acerca de los beneficios y riesgos para decidir cuál es el tratamiento adecuado para usted.

Perspectiva de la Fobia social

Según la ADAA, cerca del 36 por ciento de las personas con ansiedad social no hablan con un proveedor de atención de la salud hasta que han tenido síntomas durante al menos 10 años.

Las personas con fobia social pueden depender de las drogas y el alcohol para lidiar con la ansiedad desencadenada por la interacción social. Si no se trata, la fobia social puede llevar a otros comportamientos de alto riesgo, incluyendo:

  • abuso de alcohol y drogas
  • soledad
  • pensamientos de suicidio

El pronóstico para la ansiedad social es bueno con tratamiento. La terapia, los cambios en el estilo de vida y los medicamentos pueden ayudar a muchas personas a lidiar con su ansiedad y funcionamiento en situaciones sociales.

La fobia social no tiene que controlar tu vida. Aunque puede tomar semanas o meses, la psicoterapia y/o los medicamentos pueden ayudarlo a comenzar a sentirse más calmado y con más confianza en las situaciones sociales.

Mantenga sus miedos bajo control

Reconocer los desencadenantes que causan que usted comience a sentirse nervioso o fuera de control.

Practicar técnicas de relajación y respiración
Tome sus medicamentos como se lo indique su medico