Las personas con agorafobia a menudo tienen síntomas de un ataque de pánico, como latidos cardíacos rápidos y náuseas, cuando se encuentran en una situación estresante.

También pueden experimentar estos síntomas incluso antes de entrar en la situación que temen.

En algunos casos, la afección puede ser tan grave que las personas evitan realizar sus actividades diarias, como ir al banco o al supermercado, y permanecen dentro de sus casas la mayor parte del día.

¿Qué es la agorafobia?

La agorafobia es un tipo de trastorno de ansiedad que hace que las personas eviten lugares y situaciones que podrían hacerlos sentir:

  • Atrapados
  • Desamparado
  • Despavorido
  • Avergonzados
  • Atemorizado

El Instituto Nacional de Salud MentaL, calcula que el 0.8 por ciento de los adultos tienen agorafobia.

Alrededor del 40 por ciento de los casos se consideran graves. Cuando la afección está más avanzada, la agorafobia puede ser muy incapacitante.

Las personas con agorafobia a menudo se dan cuenta de que su miedo es irracional, pero no pueden hacer nada al respecto.

Esto puede interferir con sus relaciones personales y su desempeño en el trabajo o en la escuela.

Si sospecha que tiene agorafobia, es importante que reciba tratamiento lo antes posible.

El tratamiento puede ayudarle a controlar sus síntomas y mejorar su calidad de vida.

Dependiendo de la gravedad de su condición, el tratamiento puede consistir en terapia, medicamentos y remedios para el estilo de vida.

 

Síntomas Agorafobia?

Las personas con agorafobia son típicas:

  • Miedo de salir de su casa por largos períodos de tiempo.
  • Miedo de estar solo en la situación social
  • Temor de perder el control en un lugar público.
  • Miedo de estar en lugares donde sería difícil escapar, como un automóvil o un ascensor.
  • Distanciados o alejados de los demás
  • Ansioso o agitado

La agorafobia a menudo coincide con ataques de pánico. Los ataques de pánico son una serie de síntomas que a veces ocurren en personas con ansiedad y otros trastornos de salud mental.

Los ataques de pánico pueden incluir una amplia gama de síntomas físicos severos, tales como:

  • Dolor de pecho
  • Un corazón acelerado
  • Dificultad para respirar
  • Mareo
  • Temblor
  • Asfixia
  • Sudoración
  • Bochornos
  • Escalofríos
  • Asco
  • Diarrea
  • Insensibilidad
  • Sensación de hormigueo

Las personas con agorafobia pueden experimentar ataques de pánico cuando entran en una situación estresante o incómoda, lo que aumenta aún más su temor de estar en una situación incómoda.

Causas de la Agorafobia?

Se desconoce la causa exacta de la agorafobia. Sin embargo, hay varios factores que se sabe que incrementan su riesgo de desarrollar agorafobia. Esto incluye tener:

  • Hondonada
  • Otras fobias, como la claustrofobia y la fobia social.
  • Otro tipo de trastorno de ansiedad, como el trastorno de ansiedad generalizada o el trastorno obsesivo compulsivo.
  • Antecedentes de abuso físico o sexual
  • Un problema de abuso de sustancias
  • Antecedentes familiares de agorafobia

La agorafobia también es más común en las mujeres que en los hombres. Por lo general, comienza en la edad adulta temprana, siendo 20 años la edad promedio de inicio.

Sin embargo, los síntomas de la afección pueden surgir a cualquier edad.

¿Cómo se diagnostica la agorafobia?

La agorafobia se diagnostica con base en los síntomas y signos. Su médico le preguntará acerca de sus síntomas, incluyendo cuándo comenzaron y con qué frecuencia los experimenta.

Le harán preguntas relacionadas con sus antecedentes médicos y familiares también. También pueden realizar exámenes de sangre para ayudar a descartar las causas físicas de los síntomas.

Para que se le diagnostique agorafobia, sus síntomas deben cumplir con ciertos criterios listados en el Manual Diagnóstico y Estadístico de Trastornos Mentales  de la Asociación  de Psiquiatría.

El DSM es un manual utilizado con frecuencia por los proveedores de atención médica para diagnosticar afecciones de salud mental.

Usted debe sentir miedo o ansiedad intensos en dos o más de las siguientes situaciones para ser diagnosticado con agorafobia:

  • Usar el transporte público, como un tren o autobús
  • Estar en espacios abiertos, como una tienda o un Estacionamiento
  • Encontrarse en espacios cerrados, como un ascensor o una cabina
  • Estar en medio de una multitud
  • Estar lejos de casa solo

Existen criterios adicionales para el diagnóstico del trastorno de pánico con agorafobia.

Usted debe tener ataques de pánico recurrentes, y al menos un ataque de pánico debe haber sido seguido por:

  • Miedo a tener más ataques de pánico
  • Miedo a las consecuencias de los ataques de pánico, como tener un ataque cardíaco o perder el control
  • Un cambio en su comportamiento como resultado de los ataques de pánico

No se le diagnosticará agorafobia si sus síntomas son causados por otra enfermedad. Tampoco pueden ser causados por el abuso de sustancias u otro trastorno.

Tratamiento de Agorafobia

Existen varios tratamientos diferentes para la agorafobia. Lo más probable es que necesite una combinación de métodos de tratamiento.

  • Terapia
  • Psicoterapia

La psicoterapia, también conocida como terapia de conversación, implica reunirse con un terapeuta u otro profesional de la salud mental de manera regular.

Esto le da la oportunidad de hablar sobre sus miedos y cualquier asunto que pueda estar contribuyendo a sus miedos. La psicoterapia a menudo se combina con medicamentos para lograr una efectividad óptima.

Por lo general, se trata de un tratamiento a corto plazo que se puede suspender una vez que usted pueda lidiar con sus miedos y ansiedad.

 

Agorafobia Cura

A los doctores no les gusta hablar sobre la cura. Demasiadas enfermedades remiten y recaen, es decir, parecen desaparecer solo para regresar nuevamente en el futuro.

Además, no están tan bien definidos como otras afecciones médicas. Algunos son claramente enfermedades, similares en todos los sentidos a otras enfermedades médicas.

Pero otros parecen ser solo una exageración de las cualidades de la mente, el estado de ánimo y el pensamiento, que están presentes en todos en diferente grado.

De cualquier forma la mejor cura es un buen tratamiento y disposición completa del paciente en curarse y salir adelante.

 

Trastorno de Angustia sin Agorafobia

La mayoría de las personas que viven con ataques de pánico no tienen agorafobia. Pero el trastorno de pánico sin agorafobia sigue siendo muy difícil y en muchos casos, tan grave como el de los que padecen agorafobia.

No está del todo claro por qué algunas personas desarrollan agorafobia mientras que otras no, pero con o sin agorafobia es importante tratar su ansiedad. Las opciones de tratamiento incluyen Terapias y Medicamentos.

 

Medicamentos

Ciertos medicamentos pueden ayudar a aliviar los síntomas de agorafobia o ataque de pánico. Estos incluyen:

  • Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina, como paroxetina (Paxil) o fluoxetina (Prozac)
  • Inhibidores selectivos de la recaptación de serotonina y norepinefrina, como venlafaxina (Effexor) o duloxetina (Cymbalta)
  • Antidepresivos tricíclicos, como amitriptilina (Elavil) o nortriptilina (Pamelor)
  • Medicamentos ansiolíticos, como alprazolam (Xanax) o clonazepam (Klonopin).
  • Cambios en el Estilo de Vida

Los cambios en el estilo de vida no necesariamente tratan la agorafobia, pero pueden ayudar a reducir la ansiedad diaria. Tal vez quieras intentarlo:

Hacer ejercicio regularmente para aumentar la producción de químicos cerebrales que lo hagan sentir más feliz y relajado.

Consumir una dieta saludable que consista en granos enteros, verduras y proteína magra para sentirse mejor en general.

Practicar meditación diaria o ejercicios de respiración profunda para reducir la ansiedad y combatir la aparición de ataques de pánico.

Durante el tratamiento, es mejor evitar tomar suplementos dietéticos y hierbas.

No se ha comprobado que estos remedios naturales traten la ansiedad y pueden interferir con la efectividad de los medicamentos recetados.

 

Agorafobia Tratamiento Natural

Algunos de los remedios caseros para la agorafobia incluyen el uso de hierbas , como manzanilla, kava, escutelaria , valeriana, lavanda, hierba de San Juan y pasiflora.

Así como tratamientos de comportamiento  como hipnoterapia, técnicas de relajación y evitando sustancias como la cafeína y las drogas ilícitas.

 

Terapia cognitiva conductual (TCC)

La terapia cognitivo-conductual (TCC) es la forma más común de psicoterapia utilizada para tratar a las personas con agorafobia.

La TCC puede ayudarle a entender los sentimientos y puntos de vista distorsionados asociados con la agorafobia.

También puede enseñarle cómo trabajar en situaciones estresantes reemplazando los pensamientos distorsionados por pensamientos saludables, permitiéndole recuperar un sentido de control en su vida.

Terapia de exposición

La terapia de exposición también puede ayudarle a superar sus miedos. En este tipo de terapia, usted se expone suave y lentamente a las situaciones o lugares que teme. Esto puede hacer que su miedo disminuya con el tiempo.

 

¿Cuáles son las perspectivas para las personas con agorafobia?

No siempre es posible prevenir la agorafobia. Sin embargo, el tratamiento oportuno para los trastornos de ansiedad o pánico puede ayudar.

Con tratamiento, usted tiene una buena probabilidad de mejorar. El tratamiento tiende a ser más fácil y rápido cuando se inicia antes, así que si sospecha que tiene agorafobia, no dude en buscar ayuda.

Este trastorno puede ser bastante debilitante ya que le impide participar en las actividades cotidianas.

No hay cura, pero el tratamiento puede aliviar enormemente sus síntomas y mejorar su calidad de vida.

 

Agorafobia Test

1. Me resulta difícil relajarme.

2. Estaba al tanto de la sequedad de mi boca.

2. Estaba al tanto de la sequedad de mi boca.

3. Parece que no puedo experimentar ningún sentimiento positivo en absoluto.

4. Experimenté dificultad para respirar (p. Ej., Respiración excesivamente rápida, dificultad para respirar en ausencia de esfuerzo físico).

5. Me resultó difícil desarrollar la iniciativa para hacer cosas.

6. Tuve una reacción exagerada a las situaciones.

7. Experimenté temblores (p. Ej., En las manos).

8. Sentí que estaba usando mucha energía nerviosa.

9. Estaba preocupado por situaciones en las que podría entrar en pánico y hacer el ridículo.

10. Sentí que no tenía nada que esperar.

11. Me encontré agitando.

12. Me resultó difícil relajarme.

13. Me sentí abatido y triste.

14. No toleraba nada que me impidiera continuar con lo que estaba haciendo.

15. Sentí que estaba cerca del pánico.

16. No pude entusiasmarme con nada.

17. Sentí que no valía mucho como persona.

18. Sentí que era bastante susceptible.

19. Era consciente de la acción de mi corazón en ausencia de esfuerzo físico (p. Ej., Sensación de aumento de la frecuencia cardíaca, falta del latido del corazón).

20. Sentí miedo sin ninguna buena razón.

21. Sentí que la vida no tenía sentido.

22. El problema más importante que me gustaría ver mejorar en este momento es

23. ¿Eres hombre o mujer?